Skip to main content
search
0
Cargando Eventos

« Todos los Eventos

Ceremonia de Ayahuasca


junio 22


@


17:00



23:30

AYAHUASCA - la planta sagrada de la selva

Un encuentro con la sagrada abuela Ayahuasca puede entregarte las respuestas que estás buscando, devolverte el sentido de la vida, aclarar tu mente de dudas e inseguridades, rescatarte del abismo del sinsentido. 

Una ceremonia de Ayahuasca es el encuentro con la sabiduría de los pueblos indígenas de la selva. Un ritual ancestral que puede devolver el equilibrio a tu salud, y darle calma a tu mente, a tu corazón y a tu alma.

Entrégate a los brazos de la abuela Ayahuasca y recibe su medicina.

AYAHUASCA - la planta sagrada de la selva

Un encuentro con la sagrada abuela Ayahuasca puede entregarte las respuestas que estás buscando, devolverte el sentido de la vida, aclarar tu mente de dudas e inseguridades, rescatarte del abismo del sinsentido. 

Una ceremonia de Ayahuasca es el encuentro con la sabiduría de los pueblos indígenas de la selva. Un ritual ancestral que puede devolver el equilibrio a tu salud, y darle calma a tu mente, a tu corazón y a tu alma.

Entrégate a los brazos de la abuela Ayahuasca y recibe su medicina.

En este Junio 2024 
en Janajpacha

  • Participa de una ceremonia de Ayahuasca

  • Dirigida por ceremoniantes de la selva peruana.

  • En un contexto ritual y ceremonial.

  • En un espacio seguro y acompañado por personas con experiencia.

En este Junio 2024 
en Janajpacha

  • Participa de una ceremonia de Ayahuasca

  • Dirigida por ceremoniantes de la selva peruana.

  • En un contexto ritual y ceremonial.

  • En un espacio seguro y acompañado por personas con experiencia.

Navega en las profundidades de tu ser, de la mano de la sabiduría ancestral indígena, y recibe las respuestas que estás buscando.  

Navega en las profundidades de tu ser, de la mano de la sabiduría ancestral indígena, y recibe las respuestas que estás buscando.  

Conoce las ceremoniantes que te acompañarán en esta ceremonia:

Dos mujeres nacidas en la selva peruana, que vienen de un linaje de abuelos y bisabuelos curanderos, hombres y mujeres medicina. Dos mujeres que buscan conservar la sabiduría ancestral de los pueblos indígenas de la selva, que mantienen vivo el legado de sus abuelos y bisabuelos, hombres y mujeres medicina que aprendieron a dialogar con la madre naturaleza, a escuchar los mensajes de las plantas sagradas, a reconocer y aceptar que todo está vivo, a dialogar con los espíritus de las montañas, a escuchar los mensajes del fuego, del agua.

July Tuanama, ceremoniante de Ayahuasca.

Juana Maria Reategui, experta en el uso del mapacho (tabaco)

Conoce las ceremoniantes que te acompañarán en esta ceremonia:

Dos mujeres nacidas en la selva peruana, que vienen de un linaje de abuelos y bisabuelos curanderos, hombres y mujeres medicina. Dos mujeres que buscan conservar la sabiduría ancestral de los pueblos indígenas de la selva, que mantienen vivo el legado de sus abuelos y bisabuelos, hombres y mujeres medicina que aprendieron a dialogar con la madre naturaleza, a escuchar los mensajes de las plantas sagradas, a reconocer y aceptar que todo está vivo, a dialogar con los espíritus de las montañas, a escuchar los mensajes del fuego, del agua.

July Tuanama, ceremoniante de Ayahuasca.

Juana Maria Reategui, experta en el uso del mapacho (tabaco)

El encuentro con la abuela ayahuasca nos devuelve el sentido de la vida, sepultado en un mundo materialista e individualista.

¿Qué es el origen de la ceremonia de Ayahuasca?

Las ceremonias sagradas de Ayahuasca son una práctica ancestral de los pueblos originarios del Amazonas. Se trata de un ritual practicado por los curanderos y chamanes de culturas nativas prehispánicas y se considera parte de la medicina tradicional de estos pueblos. 

Será un enigma saber el cómo fue que en medio de miles de plantas que habitan en los bosques de la inmensidad de la selva, se pudo encontrar que al combinar las lianas de la Ayahuasca con las hojas de la chacruna daba como resultado un brebaje que permitirá acceder a otros estados de conciencia.

Sin embargo, es parte del misterio que habita en las sabidurías ancestrales, y de la conexión profunda que los chamanes y curanderos mantenían con el espíritu de las plantas. Pues solo en contextos donde no gobierna la razón, es posible acceder a otras formas de aprendizaje.

¿Qué benficios tiene la participación en una ceremonia de Ayahuasca?

Las ceremonias de ayahuasca tienen un contexto comunitario, se compartían antiguamente en ceremonias iniciáticas, donde adolescentes que estaban a punto de pasar a una nueva etapa de sus vidas buscaban tener claridad y visión del servicio que aportarían a sus tribus o comunidades. 

También eran realizadas con intención de recuperar el equilibrio de la salud o buscar respuestas a próximas decisiones que la tribu debería tomar.

En estos tiempos, que se a incrementado el acceso a una ceremonia de ayahuasca, los beneficios que con frecuencia se buscan son: encontrar sentido a la vida, resolver situaciones de ansiedad, depresión, estrés crónico, confusión existencial, o cualquier otra alteración de la salud. También se encuentra una profunda conexión espiritual, entendimiento del propósito de la existencia, o la respuesta a una crisis existencial.

Es importante resaltar, que los beneficios obtenidos en una ceremonia de Ayahuasca son un tejido con un profundo trabajo interior y de ser posible, con el acompañamiento previo y posterior de personas que tienen experiencia haciendo dicha labor.

¿De qué está hecho la Ayahuasca?

Para obtener el brebaje que se entrega en una ceremonia de Ayahuasca, se pasan por muchas horas de cocción lenta, también en un contexto ritual.

El preparado es la mezcla una liana que crece en la selva, la planta de la ayahuasca, junto con hojas la chacruna (otra planta que crece en la selva). El resultado es una bebida con potentes efectos visionarios y sanadores. Se puede decir que abre puertas que la mente tenía cerradas como mecanismo de autodefensa.

¿Cómo se lleva a cabo la ceremonia?

Cada ceremoniante maneja su propio estilo al momento de dirigir y acompañar una ceremonia de plantas sagradas. Dependerá de su tradición, de su linaje y de lo que, tejiendo con su intuición y conocimiento, sienta necesario considerar dentro de la ceremonia. 

Usualmente se desarrolla durante la noche, para que ayudados de la oscuridad la experiencia sea más profunda. Además se garantiza un espacio seguro, adecuado y adaptado para cuidar y contener a los participantes.

El espacio es previamente preparado y consagrado por las ceremoniantes, haciendo uso de sus objetos ceremoniales, limpiando energéticamente el espacio para recibir a los participantes. Los cuales al ingresar, se sientan alrededor de un círculo. Cuidando de tener un espacio personal adecuado para navegar en sus profundidades sin distracciones o incomodidades. 

Cuando todo está listo, las ceremoniantes se preparan para entregar a cada participante el preparado de Ayahuasca, la cantidad entregada también depende de cada ceremoniante. Según la intensidad que tenga el brebaje. 

Cuando todos han recibido ya el preparado, se apagan las velas, y en completa oscuridad, el viaje comienza. 

Las ceremonias de plantas sagradas están acompañadas de Ikaros, cantos sagrados que se entonan para acompañar y profundizar la experiencia. 

Es frecuente que los participantes, después de algunos minutos sientan la necesidad de vomitar, es necesario que mediante respiraciones profundas se retrase lo más posible el vómito. Cada participante tendrá a la mano un recipiente para poder vomitar cuando lo necesite. 

Las ceremonias pueden durar alrededor de 5 a 7 horas aproximadamente, también está relacionado con la cantidad y la necesidad de los participantes. 

En el transcurso del desarrollo de la ceremonia, las ceremoniantes estarán pendientes de cada participante, atentas a lo que va emergiendo e interviniendo sólo si es absolutamente necesario. Pues el encuentro con la abuela Ayahuasca es íntimamente personal.

¿Qué pasa después de terminar la ceremonia?

Al finalizar la ceremonia, se sugiere:

  • Un tiempo de descanso, alimentación ligera a base de frutas, o mantener ayuno.
  • Contacto directo con la naturaleza en espacios individuales.
  • Escribir tus experiencias y reflexiones, pues te ayudará a encontrar respuestas a las preguntas que buscas, o ver con más lucidez todo lo experimentado durante la ceremonia. 

Los aprendizajes o mensajes obtenidos durante una ceremonia de ayahuasca NO son literales, son metafóricos, son mensajes encriptados que hay que meditar, reflexionar, decodificar. Algunas respuestas van apareciendo mucho tiempo después de la ceremonia. Se sugiere contar con algún acompañamiento posterior para que la experiencia vivida se pueda llevar a la vida diaria sin ninguna dificultad, y se pueda aprovechar más ampliamente todo lo experimentado. 

¿Quien puede participar en la ceremonia?

Los ceremoniantes coinciden que todas las personas pueden participar en una toma de Ayahuasca, pues los componentes que están presentes en dicha planta sagrada no generan ningún riesgo para la integridad o la vida de las personas. 
Sin embargo si algún participante tiene alguna condición previa de desequilibrio en su salud, o está tomando medicamentos, o llevando algún tratamiento, es indispensable que lo haga saber para tomar las medidas y los cuidados necesarios. 

Las mujeres que se encuentran atravesando su luna personal (menstruación) también deben hacerlo saber, pues la ceremoniante le entregará un amuleto de protección para poder participar de la ceremonia. 

No se sugiere participar en ceremonias de plantas sagradas, si hay miedo, angustia frente a la experiencia, rechazo o imposición por moda. Estas experiencias deben atravesarse con confianza de que serán cuidados y sostenidos, y con reverencia por el espíritu de la planta. 

El encuentro con la abuela ayahuasca nos devuelve el sentido de la vida, sepultado en un mundo materialista e individualista.

¿Qué es el origen de la ceremonia de Ayahuasca?

Las ceremonias sagradas de Ayahuasca son una práctica ancestral de los pueblos originarios del Amazonas. Se trata de un ritual practicado por los curanderos y chamanes de culturas nativas prehispánicas y se considera parte de la medicina tradicional de estos pueblos. 

Será un enigma saber el cómo fue que en medio de miles de plantas que habitan en los bosques de la inmensidad de la selva, se pudo encontrar que al combinar las lianas de la Ayahuasca con las hojas de la chacruna daba como resultado un brebaje que permitirá acceder a otros estados de conciencia.

Sin embargo, es parte del misterio que habita en las sabidurías ancestrales, y de la conexión profunda que los chamanes y curanderos mantenían con el espíritu de las plantas. Pues solo en contextos donde no gobierna la razón, es posible acceder a otras formas de aprendizaje.

¿Qué benficios tiene la participación en una ceremonia de Ayahuasca?

Las ceremonias de ayahuasca tienen un contexto comunitario, se compartían antiguamente en ceremonias iniciáticas, donde adolescentes que estaban a punto de pasar a una nueva etapa de sus vidas buscaban tener claridad y visión del servicio que aportarían a sus tribus o comunidades. 

También eran realizadas con intención de recuperar el equilibrio de la salud o buscar respuestas a próximas decisiones que la tribu debería tomar.

En estos tiempos, que se a incrementado el acceso a una ceremonia de ayahuasca, los beneficios que con frecuencia se buscan son: encontrar sentido a la vida, resolver situaciones de ansiedad, depresión, estrés crónico, confusión existencial, o cualquier otra alteración de la salud. También se encuentra una profunda conexión espiritual, entendimiento del propósito de la existencia, o la respuesta a una crisis existencial.

Es importante resaltar, que los beneficios obtenidos en una ceremonia de Ayahuasca son un tejido con un profundo trabajo interior y de ser posible, con el acompañamiento previo y posterior de personas que tienen experiencia haciendo dicha labor.

¿De qué está hecho la Ayahuasca?

Para obtener el brebaje que se entrega en una ceremonia de Ayahuasca, se pasan por muchas horas de cocción lenta, también en un contexto ritual.

El preparado es la mezcla una liana que crece en la selva, la planta de la ayahuasca, junto con hojas la chacruna (otra planta que crece en la selva). El resultado es una bebida con potentes efectos visionarios y sanadores. Se puede decir que abre puertas que la mente tenía cerradas como mecanismo de autodefensa.

¿Cómo se lleva a cabo la ceremonia?

Cada ceremoniante maneja su propio estilo al momento de dirigir y acompañar una ceremonia de plantas sagradas. Dependerá de su tradición, de su linaje y de lo que, tejiendo con su intuición y conocimiento, sienta necesario considerar dentro de la ceremonia. 

Usualmente se desarrolla durante la noche, para que ayudados de la oscuridad la experiencia sea más profunda. Además se garantiza un espacio seguro, adecuado y adaptado para cuidar y contener a los participantes.

El espacio es previamente preparado y consagrado por las ceremoniantes, haciendo uso de sus objetos ceremoniales, limpiando energéticamente el espacio para recibir a los participantes. Los cuales al ingresar, se sientan alrededor de un círculo. Cuidando de tener un espacio personal adecuado para navegar en sus profundidades sin distracciones o incomodidades. 

Cuando todo está listo, las ceremoniantes se preparan para entregar a cada participante el preparado de Ayahuasca, la cantidad entregada también depende de cada ceremoniante. Según la intensidad que tenga el brebaje. 

Cuando todos han recibido ya el preparado, se apagan las velas, y en completa oscuridad, el viaje comienza. 

Las ceremonias de plantas sagradas están acompañadas de Ikaros, cantos sagrados que se entonan para acompañar y profundizar la experiencia. 

Es frecuente que los participantes, después de algunos minutos sientan la necesidad de vomitar, es necesario que mediante respiraciones profundas se retrase lo más posible el vómito. Cada participante tendrá a la mano un recipiente para poder vomitar cuando lo necesite. 

Las ceremonias pueden durar alrededor de 5 a 7 horas aproximadamente, también está relacionado con la cantidad y la necesidad de los participantes. 

En el transcurso del desarrollo de la ceremonia, las ceremoniantes estarán pendientes de cada participante, atentas a lo que va emergiendo e interviniendo sólo si es absolutamente necesario. Pues el encuentro con la abuela Ayahuasca es íntimamente personal.

¿Qué pasa después de terminar la ceremonia?

Al finalizar la ceremonia, se sugiere:

  • Un tiempo de descanso, alimentación ligera a base de frutas, o mantener ayuno.
  • Contacto directo con la naturaleza en espacios individuales.
  • Escribir tus experiencias y reflexiones, pues te ayudará a encontrar respuestas a las preguntas que buscas, o ver con más lucidez todo lo experimentado durante la ceremonia. 

Los aprendizajes o mensajes obtenidos durante una ceremonia de ayahuasca NO son literales, son metafóricos, son mensajes encriptados que hay que meditar, reflexionar, decodificar. Algunas respuestas van apareciendo mucho tiempo después de la ceremonia. Se sugiere contar con algún acompañamiento posterior para que la experiencia vivida se pueda llevar a la vida diaria sin ninguna dificultad, y se pueda aprovechar más ampliamente todo lo experimentado. 

¿Quien puede participar en la ceremonia?

Los ceremoniantes coinciden que todas las personas pueden participar en una toma de Ayahuasca, pues los componentes que están presentes en dicha planta sagrada no generan ningún riesgo para la integridad o la vida de las personas. 
Sin embargo si algún participante tiene alguna condición previa de desequilibrio en su salud, o está tomando medicamentos, o llevando algún tratamiento, es indispensable que lo haga saber para tomar las medidas y los cuidados necesarios. 

Las mujeres que se encuentran atravesando su luna personal (menstruación) también deben hacerlo saber, pues la ceremoniante le entregará un amuleto de protección para poder participar de la ceremonia. 

No se sugiere participar en ceremonias de plantas sagradas, si hay miedo, angustia frente a la experiencia, rechazo o imposición por moda. Estas experiencias deben atravesarse con confianza de que serán cuidados y sostenidos, y con reverencia por el espíritu de la planta. 

Entregarse a una ceremonia de Ayahuasca te permitirá abrir el corazón abrir tus sentimientos abrir tu entendimiento dejar a un lado la razón y permitir que brille el sol escondido en tu interior. (Canción ábrete corazón, de Rosa Guiove)

Quieres saber más sobre Ayahuasca, escucha el siguiente episodio de Zona Liberada:

Entregarse a una ceremonia de Ayahuasca te permitirá abrir el corazón abrir tus sentimientos abrir tu entendimiento dejar a un lado la razón y permitir que brille el sol escondido en tu interior. (Canción ábrete corazón, de Rosa Guiove)

Quieres saber más sobre Ayahuasca, escucha el siguiente episodio de Zona Liberada:

1

Tomar en cuenta antes de la ceremonia :

Asegurate de haber pasado por una desintoxicacion digestiva previa.
2

Evitar la semana anterior comer carnes rojas, comida muy condimentada y/o picante, alcohol, medicamentos.
3

Se harán llegar recomendaciones personalizadas previas a la ceremonia de ayahuasca.

RECOMENDACIONES

Las ceremonias con Ayahuasca deben hacerse en un contexto ritual y ceremonial, debe estar dirigido por personas que cuenten con el linaje o la preparación y experiencia necesaria para acompañar en el viaje a las profundidades del alma. Por eso tenemos ceremoniantes peruanas para guiar la ceremonia.
No es indispensable participar de ceremonias de ayahuasca para empezar o potenciar un crecimiento espiritual, encontrar equilibrio de la salud y el bienestar. Las ceremonias de ayahuasca son un camino para acceder a todo esto, pero no el único. Desde nuestra filosofía no apostamos por panaceas ni recetas mágicas.
Si tienes dudas o temor sobre participar o no de una ceremonia, es indispensable que puedas asesorarte primero. No participes de una ceremonia como estas por moda o imposición.

Recomendamos participar en todo el programa del Intiraymi para tener una experiencia más integral, dentro de un contexto de transformación personal.

RECOMENDACIONES

Las ceremonias con Ayahuasca deben hacerse en un contexto ritual y ceremonial, debe estar dirigido por personas que cuenten con el linaje o la preparación y experiencia necesaria para acompañar en el viaje a las profundidades del alma. Por eso tenemos ceremoniantes peruanas para guiar la ceremonia.
No es indispensable participar de ceremonias de ayahuasca para empezar o potenciar un crecimiento espiritual, encontrar equilibrio de la salud y el bienestar. Las ceremonias de ayahuasca son un camino para acceder a todo esto, pero no el único. Desde nuestra filosofía no apostamos por panaceas ni recetas mágicas.
Si tienes dudas o temor sobre participar o no de una ceremonia, es indispensable que puedas asesorarte primero. No participes de una ceremonia como estas por moda o imposición.

Recomendamos participar en todo el programa del Intiraymi para tener una experiencia más integral, dentro de un contexto de transformación personal.